domingo, 10 de diciembre de 2017

SOMOS EXTRAORDINARIOS

Amigos!!:
¿Cómo están?, hoy encendemos la segunda velita de adviento!!!, ¿cómo les esta yendo con ello?, no se vayan a perder una de las mejores experiencias que el espíritu vive y con la cual se enriquece. Esta no es una época para planificar compras, esta es la mejor época para expandir el alma, para  apreciar la vida y los lazos de amor que cada uno haya ido construyendo en su vida, eso no nos exime de la primera relación que deberíamos cultivar y por tanto cuidar: Nuestra relación con nosotros mismos.

La semana pasada les hable de la revolución del amor, esa que debe empezar en uno e irse expandiendo a nuestro entorno (pareja, familia, amigos, compañeros de trabajo).
Tengo el propósito de abarcar temas que estén relacionados con el amor hasta navidad, por tanto esta semana me topé con Wonder (Extraordinario)  una hermosa película basada en el libro escrito por R.J Palacio  que lleva el mismo título y que aún no he tenido el gusto de leer.
Los protagonistas: Julia Roberts, Owen Wilson y Jacob Tremblay, nos cuentan la historia de August quien nació con el sindrome de Treacher Collins (una deformidad craneo facial), August debe ingresar a la escuela lo que supondrá un radical cambio en su entono que hasta ese momento se reducía solo a su familia.
Personalmente encuentro que lo magnífico de esta historia es que muestra la vida no solo de August, también de quienes lo rodean, nos deja ver que la vida puede ser muy difícil para todos, y es que cada uno desde su propia realidad enfrenta sus propias batallas y debe luchar por sacar a flote su propia vida pero si entre todos nos ayudamos el camino se hace más fácil.

Creo que todos debemos pensar en ello y más estando tan cerca de una fecha que en suma debe unir a las personas por ese increíble lazo llamado AMOR. Lo cierto es que a veces nos encerramos tanto en nuestra propia existencia que dejamos de prestar atención a quienes Dios puso muy cerca como es el caso de nuestra familia.
Precisamente por ello se hace necesario sanar nuestro corazón y nuestra alma para poder ayudar a otro.

Nuestra sociedad esta llena de problemas que en el diario se nos han hecho comunes, de pronto estamos rodeados por un montón de gente pero realmente estamos solos, porque nadie es capaz de salir de su propia isla. La mecánica de la vida se hace mucho más llevadera si la ponemos en funcionamiento entre todos aquellos que amamos y que tenemos cerca.

Ya no sabemos ser padres, ser amigos, ser seres humanos. Nos hemos sumergido tanto en nosotros mismos que no nos damos cuenta que muchos de nuestros problemas se resolverían más rápido si tuviéramos un apoyo.

Si, la vida se nos ha hecho muy egoísta; ya no hablamos con el corazón, nos presentamos como personas fuertes, a las que nunca les afecta lo que pasa, pero la vida duele y nos duele más de lo que quizá seamos capaces de aceptar. Nos detenemos a ver los defectos de las personas porque no somos capaces de ver nuestros propios defectos y eso lastima mucho a quienes están cerca.

Dios nos hizo únicos, creo que cada uno a nuestro modo es extraordinario, es bueno resaltar por las cualidades innatas y únicas con las cuales nacimos, que las tenemos; todos las tenemos, el problema es que tratando de encajar en el "común" las fuimos dejando olvidadas una a una pero no se puede ocultar lo que realmente nació para brillar.

Nos preocupan tanto las apariencias, creo que esta es la mejor época para dejar brillar todo lo bueno, para empezar a reconstruir nuestras relaciones humanas, para tratar de ver más allá de la simple apariencia, para redescubrir a las personas que estan a nuestro lado, para empezar a empujarnos entre todos hacia adelante y eso solo se podrá si empezamos a ver con amor, con ese amor que esta dormido o enterrado en cada uno.

Ya no es tiempo de adquirir cosas para llenar vacíos, es tiempo de abrazar la vida muy fuerte, de ver aquello que realmente merece nuestra atención, de iniciar diálogos que enriquezcan no solo nuestra alma también la de aquel que quiera escuchar.

Espero que me acompañes en este camino hacia navidad y que lleguemos a la noche buena con la mayoría de las heridas del alma cerradas, en compañía de tus seres queridos sabiendo que estas en camino de mejorar las relaciones con cada uno de ellos y es que la vida no se reduce solo a lo que te pasa, fuera de ti hay muchas personas que necesitan lo que solo tú puedes darles, por tanto es importante que descubras qué es aquello que Dios te ha dado para que puedas ser un instrumento de bien y de vida para los demás o quizá para una sola persona.

Que el camino que estas recorriendo se ilumine y te deje ver lo que realmente precisas..... Hasta la próxima!!!.


domingo, 3 de diciembre de 2017

LA REVOLUCION DEL AMOR

Amigos!!!:
¿Cómo están?, Que semana tan maravillosa la que culmina hoy, es bueno rodearse de cosas felices para ir alegrando el alma e iluminando un poco esos rincones grises que aún no hemos podido eliminar.
Hoy inicia el adviento!!!, un tiempo de espera y por tanto de esperanza, de que tiempos mejores lleguen sería bueno decir a nivel mundial, pero prefiero albergar la esperanza de que tiempos mejores lleguen para cada uno de ustedes. Con el inicio del adviento nos vamos acercando más a esa noche buena tan esperada, a ese día de navidad al que muchos de nosotros queremos llegar una vez más y por tanto vamos dando inicio a una de las épocas del año en que sentimos la magia del amor!!!.

Por esta sencilla razón y porque muchas veces se nos olvida que el amor lo puede todo, quiero dedicar este tiempo a compartir con ustedes algunos pensamientos sobre el amor. 
¿Qué es lo primero que piensan acerca de LA REVOLUCION DEL AMOR?, esta enigmática frase vino a mi mente días atrás. Con seguridad tiene una connotación distinta para cada uno de ustedes, personalmente me hizo pensar en la forma en cada uno de nosotros vivimos, si.

Las herramientas de todo buen escritor, son las palabras, por tanto la definición de cada una de ellas es muy importante a la hora de ir enlazándolas para dar forma a un escrito. ¿Qué es una revolución?, es en difinitiva un cambio rápido y profundo de cualquier cosa (en esta oportunidad de nuestra vida) y es que  llevamos adelante nuestras vidas con una falsa ilusión de autosuficiencia, caminamos por los senderos de la vida cómo si nosotros y nuestras decisiones fuesen a determinar el curso de nuestro destino.

Si, la caída es muy dura cuando nos enfrentamos a la enfermedad, a la muerte, a la distancia porque sencillamente nos damos cuenta que todo ese alarde no sirvió para nada más que para anestesiar la mente y deteriorar el alma....
No podemos hacer nada para alargar los días de una persona por mucho que la hayamos amado, no podemos remediar un corazón que sufrió tanto que su cuerpo no tuvo más remedio que enfermarse, no podemos hacer que la distancia entre dos personas que están lado a lado desaparezca... No podemos porque simplemente olvidamos que Dios nos envió con lo único que realmente necesitábamos para ser felices: UNA INMENSA CAPACIDAD DE AMAR!!!

Permitimos que muchas cosas nos roben la paz que debía estar en nuestros corazones, dejamos que la "realidad" nos convenza que es mejor separar varias horas a la caza enfermiza de dinero para saciar la "necesidad" de tener y poco a poco fuimos agotando esa fuerza generadora de vida: AMOR.

Nunca el amor, la paz, la felicidad, la esperanza tuvieron que ver con el dinero, pero nosotros lo confundimos todo, lo desordenamos todo y en el caos, en el desorden no se puede ver con claridad, muchas cosas se pierden..... 

 "La revolución del amor comienza con una sonrisa"
 (Madre Teresa de Calcuta)

Así de simple, es posible curar la enfermedad del cuerpo, es posible alargar los días de una persona, es posible, porque el amor nunca deja de ser (Corintios, 13, 4-8). La revolución del amor debe comenzar por uno mismo.
Estamos acostumbrados a quejarnos, nos quejamos de los gobiernos, nos quejamos de la crisis, nos quejamos de la corrupción, nos quejamos..... ¿pero qué hacemos para que todo cambie?, ¿vamos a las urnas y "expresamos" nuestra voluntad?, ¿conseguimos mejores trabajos con mejores remuneraciones?, ¿asistimos a cuantas marchas se convoquen?.... ¿Qué hacemos para que las cosas cambien?.

¿No se nos ocurre ni por un segundo que tal vez la solución esta en que cambiemos cada uno, a su modo y desde aquello que necesita cambiar en su propia existencia?, nos quejamos pero en nuestras pobres vidas seguimos alimentando la mentira, la ambición desmedida, la indiferencia, la hipocresía, la envidia, etc. No somos libres, todo lo contrario, nos hemos vuelto esclavos de un sin fin de cosas, no, no somos libres.

No dudamos en perjudicar a un compañero de trabajo con tal de ascender a costa de ello, no dudamos en elevar los precios a la hora de vender, no dudamos en mentir con tal de librarnos de alguna culpa, no dudamos, pero queremos que cambien las cosas, claro que sí porque nuestro cuerpo ha empezado a manifestar tanta toxicidad, tanto daño, tanta maldad.

La muerte nunca es fácil de aceptar pero si la enfrentamos sin culpas o remordimientos se hace más llevadera, se puede alargar los días de aquellos que amamos si tenemos la suficiente capacidad para darnos cuenta de lo valioso que es su tiempo. A veces somos insolentes con la vida y somos lo suficientemente egoístas como para vivir "nuestras vidas" como si fuéramos a tener a quienes amamos para siempre.

Hace falta evidentemente un cambio trascendental para que lleguemos a abrazar esa vida que Dios nos dio, hace falta volcar la mirada al alma donde reside el amor, a todas aquellas cosas que nos llevarán a sonreír y abrazar la vida tal cual es, nos hace falta entender que lo más importante y la primera persona a la que debemos querer somos nosotros mismos, de eso se trata realmente LA REVOLUCION DEL AMOR.

¿Qué es lo que hacemos por alguien que amamos?, ¿recordamos todavía lo que se siente en el corazón cuando pensamos en esa persona que amamos?, el amor es capaz de conectar dos corazones aunque haya un mar de distancia entre ellos, el amor es capaz de comunicar dos almas aunque estén a millas de distancia, el amor es capaz de curar la más dura de las enfermedades, pero es necesario emprender el camino del amor.

Todo cambio empieza primero por uno mismo, recuerdalo especialmente en estos días y cuando sientas que todo a tu alrededor te agobia. Para tener paz primero debe ganarse una guerra, solo tu sabes cuál o cuáles debes enfrentar, anímate, tu puedes hacerlo porque este es en definitiva el mejor momento!!!.

Que esta semana cuentes cada una de tus bendiciones!!!. Hasta la próxima!!!





domingo, 26 de noviembre de 2017

¿CON QUE ALIMENTAS EL ALMA?

Amigos!!!:
¿Cómo están?, Ya no faltan más que cuatro días para empezar el último mes de este año que espero haya sido para ustedes un año maravilloso!!!. Una sola pregunta aparece en el horizonte de mis pensamientos: ¿Mejoré algunos aspectos como ser humano?.
Si bien es cierto que muchos de nosotros empezamos el año con un cúmulo de planes para el nuevo tiempo, lo cierto es que muy pocos fijamos esos planes para proyectarnos como mejores personas y es que a pesar de lo mal que esta el mundo, creo que a casi nadie le parece interesante mejorar como persona.... ¿Se han preguntado esto alguna vez?.
Personalmente creo que fue un año más que maravilloso, la vida siempre ha de ser una gran caja de sorpresas y este lo fue mucho más pues aparecieron algunas oportunidades de trabajo que no estaban dentro de mis planes al principio de este año.
Mantener una actitud positiva ante la vida, debe llevarnos a pensar necesariamente a que toda oportunidad nueva o cambio inesperado es siempre algo bueno y no es solo una actitud positiva, es también alimentar la fe y la confianza en Dios.

Esta semana tuve la gran alegría de reunirme con una amistad con la que por cosas de la vida no siempre tengo la oportunidad de verla, ¿por qué les relato esto?, porque como resultado de la conversación que tuvimos me quede pensando en esas personas, hechos o lugares que nos generan gran ilusión.
Me gustaría que en este momento piensen ¿qué es aquello que les causa ilusión?, puede ser el recuerdo del "primer" amor; ese que por las vueltas de la vida no volvieron a ver pero que al solo recordarlo se le ilumina a uno la mirada. Alguien me dijo por ahí que lo que más le causaba ilusión era imaginar ese viaje tan soñado y tan anhelado.

Sean cual sea la llama que hace que nuestra alma se encienda, es en definitiva el estado que debemos tratar de conservar en el alma, la ilusión de días mejores, "de amores que pueden traspasar incluso la barrera de la muerte" me decía alguien que guarda para sí la ilusión de encontrarse con su "alma gemela".

Hay muy pocas cosas que en suma constituyen el alimento del alma, es curioso como todos buscamos saciar nuestras necesidades y en pos de ello agotamos nuestros recursos, nuestras fuerzas pero casi nunca nos preguntamos ¿qué es lo que necesita el alma?. Creo que nos limitamos a una mirada  muy superficial, creo nos contentamos con el reflejo que vemos en el espejo, con alimentarnos, con cobijarnos, con descansar por las noches en nuestra casa. Pero ¿qué decir del alma?.

Por lo general las cosas del alma no se pueden ver en el reflejo del espejo, pero hay un reflejo que jamás nos mentirá y es el reflejo de la mirada.
Basta mirar con atención a una persona a los ojos para darnos cuenta cómo esta, mucho más si prestamos atención a nuestro propio reflejo en la mirada, aquí es donde adquiere un protagonismo relevante esa chispa de ilusión que enciende el alma porque hará que nuestra mirada brille al solo recordarla.

He leído muchos libros sobre sanar desde las emociones, es un área poco estimada por la mayoría, sin embargo si prestáramos más atención a todos aquellos pensamientos con los cuales estamos alimentando el alma, nos daríamos cuenta lo mucho o poco saludables que realmente estamos.

Las condiciones de la vida nos han orillado a un punto que hemos olvidado todo aquello de lo cual debería estar llena el alma. Nuestros pensamientos nos someten a tal nivel de estrés, de preocupación que casi sin advertirlo siquiera empezamos a albergar emociones que resultan tóxicas para nuestro cuerpo (rabia, tristeza, etc.), a simple vista parecería que es el pan de cada día...

A primeras luces parece tonto pensar que una pequeña ilusión, una sola pueda empezar a sanar el alma, pero recuerden que muchas veces las soluciones más simples corresponden a los problemas más grandes. 
El cambio en el modo de actuar o de vivir de una sola persona puede generar un cambio muy importante en su entorno. Jamás debemos menospreciar lo que somos capaces de hacer si ponemos todo de nosotros mismos en la realización de una tarea por pequeña que esta sea.

Dispongamos nuestra actitud y nuestra mente en hallar aquello que hace que nuestra mirada se ilumine al solo imaginarlo, pues ese será el alimento del alma que hará que salgamos a flote de muchas situaciones adversas que puedan presentarse en la vida.

Creo que si todos nos esforzaríamos en mantener un alma, un espíritu saludable, tanto como nos esforzamos a cubrir nuestras "necesidades" veríamos que nuestra vida mejoraría sustancialmente.

Que esta semana, encuentres la manera de sacar a flote tu espíritu!!. Hasta la próxima.




domingo, 19 de noviembre de 2017

QUE LA VIDA NOS DURE LO QUE NOS DURE

Amigos!!!:
¿Cómo están?, bienvenidos a una nueva semana, bienvenidos a este espacio creado con la esperanza de que pensemos en ciertos aspectos de la vida que  tenemos olvidados y que a la postre podrían ayudarnos a mejorar un poco este viaje que llamamos VIDA...
Para mi que soy seguidora del football ha sido una semana de gratas sorpresas como es el caso de la clasificación de Perú al mundial 2018. Celebre sinceramente que vayan a participar del mundial, pero la semana también trajo consigo la eliminación de Italia al mundial y es una verdadera pena pues creo que más de uno disfruta del football italiano pero así son las cosas del football.

Quiero empezar con una estrofa del poema "Rostro de Vos" de Mario Benedetti:

Tengo una soledad tan concurrida
que puedo organizarla 
como una procesión
por colores
tamaños 
y promesas
por época
por tacto
y por sabor.

"Tengo una soledad tan concurrida"..... es difícil no identificarse con estas palabras, creo que todos los que alguna vez hemos estado a solas con nuestros propios pensamientos podemos afirmar que es  cierto, de pronto nuestra soledad se llena de recuerdos, de rostros, de pensamientos, de sentimientos, es difícil sentirse solo, creo que nunca lo estamos.

El verdadero problema empieza cuando nuestros pensamientos nos hacen daño, cuando empezamos a alimentar la sombra de las preocupaciones o las tristezas, cuando los rostros que aparecen en cada recuerdo empiezan a inundar de nostalgia el corazón y la frustración de no poder volver a esos tiempos, a esas personas, nos arrebatan la paz que debería descansar en el alma.

El problema de no saber dejar ir, de no despedir pone de manifiesta nuestra absoluta incapacidad para abrazar el presente, prepararnos para un futuro que no sabemos si llegará y sin embargo lo ansiamos con el corazón expectante...

Nuestra soledad tan concurrida también esta llena por las preocupaciones presentes, por las dificultades y los desamores presentes, por la "necesidad" que no se remedia con nada....

Si, creo que si alguna vez hemos reservado al menos un tiempo a la soledad, comprenderemos que podríamos "organizar una procesión" con ella. ¿Se puede disfrutar alguna vez de la soledad?.....
Quizá por eso son cada vez más personas las que le huyen, que tratan de remplazarla con cualquier compañía, actividad, trabajo o como quiera llamarse a las distracciones con las que imaginamos que engañamos al alma, cuando en realidad solo anestesiamos la mente.

Tratamos de aliviar el malestar en el que vivimos, con un presente incompleto, con un cúmulo de heridas que hemos tapado para mostrar que somos fuertes, probablemente bien afianzados en la consigna de que "ya somos adultos", pero esos fantasmas que nos hablan en nuestras horas de soledad, no desaparecerán solo porque ahora estamos rodeados de nuevas compañías, de nuevos trabajo, de nuevos lugares o porque somos un poco más viejos.

La única manera de empezar a disfrutar de esos espacios que nos pertenecen solo a cada uno de nosotros es enfrentándonos a ellos, despidiendo a quienes ya solo viven en esos recuerdos que nos lastiman tanto. Solo un pensamiento bueno puede desplazar a uno malo. Perder a alguien que se ha querido mucho, por las razones que sean (aunque creo sinceramente que la muerte casi nunca nos quita a las personas , la vida por otro lado; esa si que nos la quita muchas veces para siempre) y sea de un modo u otro, lo cierto es que cada momento vivido, cada evento feliz que se ha guardado en el corazón es un motivo de celebración, no todo ha sido inútil, el problema es que no lo dejamos ir, no sabemos despedir.

Las despedidas deberían ser; después de un prudente tiempo de duelo; eventos felices, porque dan buena cuenta de que se ha vivido, que ese tiempo ha sido grato, ha sido feliz y de eso nos deben hablar los rostros que aparecen en nuestra mente cuando la soledad nos visita.

A los malos pensamientos hay que desplazarlos por aquellos buenos pensamientos que están, que siempre están... Desafortunadamente estamos tan acostumbrados a pensar siempre en las cosas malas que no advertimos la existencia de las buenas, nos ahogamos en un escenario que cobra fuerza solo en nuestra mente.

Hay al menos un motivo por el cual debemos construir castillos de deseos, sueños, objetivos en ese tiempo de soledad, y es que estamos vivos, y que la vida nos dure lo que nos dure; que sea un tiempo de constante celebración, de construir planes, de trabajar por ellos, de llenar de risas esos espacios de la mente que antes lo ocupaban las amarguras.

Que la soledad sea concurrida pero de recuerdos felices, de pensamientos optimistas, de sueños, de encuentros, de rostros nuevos, de esperanzas y porque no de reencuentros con nosotros mismos. QUE NUESTRA PROCESION CELEBRE LA VIDA!!!.

Que esta semana puedas regalarte un tiempo  nuevo, te dejo con esta maravillosa canción de Céline Dion "How Does A Moment Last forever" (Cómo un momento dura para siempre). Hasta la próxima!!!









domingo, 12 de noviembre de 2017

VIVIR CON LIBERTAD

Amigos!!!:
¿Cómo están?, va pasando lo que queda del año. Semana tras semana inicio cada entrada con la misma pregunta, ¿cómo están?; los días pasan muy de prisa, a veces ni siquiera tenemos tiempo de hacernos nosotros mismos la misma pregunta. Trato de imaginar que cada uno a su modo me da su respuesta en su mente, como posiblemente me la doy yo cuando pienso en ello.
Creo que no me preocupa que los días, las semanas o los meses pasen, creo que me preocupa que la vida también vaya pasando con ellos, que las "prisas" no nos dejen advertir que estamos vivos y que la vida es tuya, que puedes respirar con libertad y hacer uso de esa misma libertad para hacer lo que quieras.
Son tan pocas las personas con las cuales podemos limpiar un poco el corazón y la mente, son tan pocos los lugares en los que podemos hacerlo.... por las cosas de la vida, hace un par de años ya que tengo por uno de mis amigos más preciados a un pequeñito de 9 años!!!, es curioso como los niños te devuelven esa sonrisa franca con la que ya casi no ves sonreír a nadie, los mayores problemas que tienen son esas interminables pruebas de matemáticas con las que habremos tropezado todos cuando empezábamos a recorrer nuestros primeros años de estudio y la vida a travez de sus ojos parece tan sencilla y es que ellos siempre tienen los soluciones más simples a los problemas más grandes, pero cuando uno empieza a contagiarse de esa vida a "medias" que viven los "adultos" puede percibir que el mundo les ha quitado también eso: LA CAPACIDAD DE DISFRUTAR DE SUS PROPIOS HIJOS.

Un día acudí a una escuela para dar un taller al plantel docente, era la hora de entrada a clases, algunos padres con la prisa de llegar en hora al trabajo, los despedían en la puerta de entrada, otros con una cara de aburrimiento o de preocupación caminaban los mismos pasillos con el paso lento, casi sin advertir el detallado diálogo con el que aparentemente conversaban con sus hijos, otros sentados en las bancas a la puerta de sus cursos, tratando de entablar una conversación vacía con otros padres mientras sus hijos jugaban en el patio; entonces vi una persona que reía abiertamente como si el mundo no doliera, como si las preocupaciones no existieran, a lado un niño con su album de football, mientras miraban y pegaban cada figurita cantaban "yo soy tu amigo fiel" de la película "Toy Story". 
Recuerdo que fue muy grato para mi verles y creo que fue en lo que recuerdo, la primera vez que vi reír con tanta sinceridad a una persona "adulta" al igual que lo hacía el niño sentado a su lado.

Hizo que me pregunte ¿cuántas veces he visto personas así?, disfrutando de la infancia de sus hijos, disfrutando de sus hijos, reservando tiempo para compartir con ellos y por que no, limpiar un poco el corazón y la mente.
Desafortunadamente casi todos desperdician sus días tratando de resolver problemas que en cierta forma son comunes para todos (la falta de trabajo, la falta de dinero) y así se van pasando las mejores cosas que forman parte de la vida, aceptamos trabajos que ni siquiera nos gustan porque "uno" no puede darse el lujo de dejar pasar oportunidades laborales, cierto, mucho más cuando se tiene una familia pero que las preocupaciones y las prisas de este mundo no nos quiten también el derecho que tenemos de disfrutar las cosas más simples.

Estamos rodeados de ellas y parece ser que solo los niños las pueden ver. Que el privilegio de haber llegado a la adultez sirva para que les demostremos a los niños que no necesariamente la vida deja de vivirse cuando uno crece, que los años que tiene por delante también serán maravillosos y llenos de magia, que  la posibilidad de lo imposible no es un asunto de la imaginación, que las cosas que se sienten con el alma, no son mentira, que los amigos si son para siempre y que vale la pena disfrutar de un buen helado!!!.

¿Por qué hemos dejado que este mundo nos quite la vida que por derecho nos corresponde?, ¿cuándo fue la ultima vez que dejamos de pensar en lo que realmente nos hace felices?.
Se nos olvida que tenemos un compromiso con esos pequeñitos que vienen detrás de nosotros y que en buena medida van aprendiendo de la vida con cada uno de nuestros ejemplos. ¿Cómo se les puede explicar que hoy hay que hacer un uso responsable del agua porque los adultos que les precedieron no valoraron ni cuidaron el medio ambiente?, ¿cómo decirles que cuando visitan a sus amigos, ya casi nadie tienen una casa con un enorme jardín porque cada vez son más los edificios de departamentos que se construyen porque los adultos piensan que es un gran negocio?, ¿cómo decirles que la vida se va agotando porque los adultos ya no saben como vivirla?....

Si tan solo nos daríamos cuenta que la libertad no tiene precio, pero que nosotros la hemos alquilado por "necesidad".

Volvamos a disfrutar de las pequeñas cosas, tenemos en los niños y en los animales grandes ejemplos para poder hacerlo, que no se nos escape la vida en un mar de preocupaciones, de necesidades, de aflicciones o de insatisfacciones, recuerden que si ustedes piensan en lo mejor para sus hijos; Dios también lo hace.
Respiren, miren con el alma, rían más y depositen su confianza en Dios que no nos abandona.

Que esta semana mires la vida sencilla tal cual es. Hasta la próxima!!!







domingo, 5 de noviembre de 2017

¿CUAL ES EL HILO CON EL QUE TEJES TU VIDA?

Amigos!!!:
¿Cómo están?, imagino que muchos ya van preparándose para las fiestas de fin de año y es que el corazón ya empieza a inundarse de esa inusitada alegría que acompañan las fiestas de fin de año aunque por supuesto también de esa nostalgia que se respira al saber que un nuevo ciclo termina; se hace necesario recordar que el tiempo es relativo, como lo decía Einstein y la misma palabra ciclo nos lo muestra así.... A no preocuparse demasiado por lo que no se pudo hacer este año porque ya vienen 365 oportunidades para hacer las cosas que no pudimos o no tuvimos el tiempo de hacer en este.
Como siempre del diálogo con los demás y las experiencias que uno vive es donde más conocimiento se adquiere, esta vez no fue distinto cuando conversando con algunas personas que uno siempre se encuentra caminando por la vida reparé en que las personas cuidamos más "nuestras" cosas que a las personas que nos importan. Uno oye por ahí decir "cuida bien la movibilidad, que no te la roben", "instale alarmas en mi casa por seguridad" y cosas de ese tipo, pero ciertamente no nos preocupa si estamos cuidando bien de aquellos que Dios puso en nuestras vidas, creo que ni siquiera nos preocupa que estemos cuidando bien de nosotros mismos. Extraña forma de amar tenemos las personas que nos dedicamos más a pensar en la manera de proteger nuestros bienes cuando no de aquellos que amamos.

Esta semana, he pensado mucho en que los años no deberían pasar en vano; normalmente el paso del tiempo se nota más en las arrugas y las canas que de a poco empiezan a aparecer pero el alma también pasa por un proceso de madurez importante, la ventaja del alma es que ésta no envejece como el cuerpo, simplemente va madurando con los años, pero ese maravilloso brillo en la mirada de aquellos que han sabido cultivarla con los años no desaparece más por el contrario ilumina más.

No sé si ustedes al igual que yo, se dieron cuenta que la vida muchas veces se construye como un hermoso tejido, hilado por nosotros mismos, los hilos de la experiencia o de aquello que nosotros alimentemos o elijamos con los años.
Conozco una persona como muchas otras imagino, a la que nunca le alcanza el tiempo "no puede ser me levante a las 4 de la mañana y no tengo tiempo" suele decir permanentemente, en contraposición conozco otra persona a la que el tiempo siempre le sobra, sin importar cuán temprano o tarde inicie su día, siempre esta esperando para no llegar muy temprano.

Estas dos caras de una misma moneda hicieron que piense si tal vez en la vida sucede lo mismo, si todo depende del hilo que más estiramos para confeccionar nuestro hermoso cuadro de colores.
Es posible que sin darnos cuenta en algún momento de nuestras vidas hayamos estirado más el hilo de la tristeza o lo hayamos hecho con la preocupación, por supuesto debe existir por ahí personas que hayan estirado el hilo de la riqueza o de la felicidad.

Sea cual sea el hilo con el cual estemos confeccionando el cuadro de nuestra vida, es posible que lo hayamos elegido casi sin darnos cuenta de ello. A veces las experiencias se nos repiten en distintas circunstancias y con rostros distintos, con la finalidad de que llegue el día que aprendamos de ellos, pero como respuesta elegimos alimentar esas experiencias guardándolas en algún rinconcito del alma para volver una y otra vez a ese mismo estado de la vida.

El tiempo, como lo dije en la entrada anterior, es un recurso muy valioso en nuestros días; pero se hace cada vez más necesario que volquemos la mirada hacia nuestra alma, ¿cómo esta?; solo mirando con cierta distancia, regalándonos un poco de tiempo podremos apreciar ¿con qué hilo? hemos estados tejiendo ese cuadro que después reflejara toda nuestra vida.

A veces recorremos la vida, por el mismo sendero una y otra vez, quizá y yo creo que en la mayoría de los casos, no se trate de una elección consciente, posiblemente se trate de un patrón ya conocido por nuestra mente que nos lleva a reaccionar siempre de la misma forma. Con seguridad ustedes también conocieron personas a las que todo les preocupa siempre, a las que todo les entristece siempre, a las que todo les causa gracia siempre o simplemente aquellas que le tienen miedo a todo.

Detengámonos por un segundo y miremos ¿cuál es el hilo que estamos estirando siempre?, es posible que nos sorprendamos de lo sencillo que puede ser, "cortar" la forma en la que hemos estado encarando cada una de nuestras experiencias y empecemos a tejer ese "hermoso" cuadro con una gran gama de colores, es posible que poco a poco vayamos cerrando cada herida que nos apartaba de la vida y de la alegría con la cual debemos encarar nuestras vivencias.

Esta semana, me despido con un hermoso poema de Mario de Andrade "Mi Alma Tiene Prisa". Que tengas un tiempo feliz!!!!. Hasta la próxima.


domingo, 29 de octubre de 2017

EL TIEMPO

Amigos!!!:
¿Cómo están?, con la gracia de Dios espero que esta semana haya sido llena de bendiciones y oportunidades para cada uno de ustedes, primordialmente espero que hayan podido ver todas las bendiciones que Dios puso para ustedes.
Por mi parte inicio noviembre con un corazón agradecido a Dios y a la Virgen por acompañarme en cada tramo de este camino que llamo vida y llenar de luz mis días en cada simple minuto de ellos. Octubre siempre será uno de mis meses favoritos pues trae consigo la celebración de un año más de vida de una personita que ocupa un lugar muy importante de mi corazón .

Esto hizo que me preguntara ¿cuántas veces celebramos a quienes amamos?, lo cierto es que llegan los cumpleaños, los aniversarios, las fechas especiales y realmente las celebramos, pero ¿lo hacemos dándonos cuenta del verdadero motivo de nuestra celebración, de nuestra alegría?.

No nos damos cuenta que en realidad lo que deberíamos celebrar es el regalo más grande que Dios nos hace, EL TIEMPO.
Tiempo para celebrar un año más que esta persona este junto a nosotros o que nosotros estamos con ellos. Las prisas de la vida a menudo no nos hacen dar cuenta que el tiempo es el recurso más importante que debemos administrar, pues es finito.

A una gran mayoría el tiempo se le pasa en la búsqueda constante de lo material, otros se pasan la vida tras la conquista de una relación estable y francamente sospecho que una minoría busca la felicidad.

Y son éstos últimos los que por lo general saben que la vida de las personas, que su tiempo junto a ellos es un inmenso regalo, que la verdadera razón de que se celebre un año más de sus vidas es porque nos hacen inmensamente felices.



Hace falta tener un corazón sencillo para comprender que la felicidad no tiene nada que ver con los presentes, con los lujos o con las posesiones. Tener una mirada sencilla para ver a las personas que van a nuestro lado y advertir en su mirada ¿cómo les va en la vida?.

Muchas veces he visto personas que a simple vista parecería que lo tienen todo, pero al reparar en sus miradas se advierte todo lo contrario y es que el alma se asoma en ese brillo (o ausencia de él) que a veces somos capaces de advertir, aunque con tristeza reconozco que cada vez son menos aquellos que lo tienen.

Hay que celebrar la vida, claro esta; pero hay que celebrar el tiempo que llega con ella, hay que celebrar que aún somos lo suficientemente humanos como para reconocer los estados que atraviesa el alma (la angustia la tristeza, la desesperación, la falta de fe) que hacen que ese brillo en la mirada se apague poco a poco.

Saber reconocerlo no es una cualidad que pertenece solo a unos cuantos privilegiados, para ser humano nos basta solo con saber amar; empezando por nuestra vida y la de aquellos que ocupan un rinconcito de nuestro corazón, amar nuestro trabajo, ese al que dedicamos largas horas casi sin darnos cuenta, AMAR, simplemente eso.

El amor es en nuestros días la única fuerza que todavía es capaz de cambiar este  mundo, el amor es la única magia que puede cerrar las heridas más profundas y las enfermedades más graves, el amor es el único motor que aún puede echar a andar al ser "humano" y solo gracias al amor aún podemos distinguir un abrazo sincero de uno que se da por costumbre.

Celebremos la vida de aquellos que tenemos a nuestro lado, pero hagámoslo  con un corazón agradecido por el tiempo que aún podemos compartir con ellos, pues el tiempo, como todo lo valioso de la vida no se puede comprar de ninguna manera....

Me despido compartiendo con ustedes una carta que Albert Einstein habría dejado  para su hija Liserl sobre el amor cuyo contenido encuentro que es maravilloso. Que tengan una feliz semana. Hasta la próxima!!!.

Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocará con la incomprensión y los perjuicios del mundo.

Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el AMOR.

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios, y Dios es Amor. Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre. Si en lugar de E=mc² aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites.

Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser sintiente que en él habita, el amor es la única y la última respuesta.

Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada.

Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quinta esencia de la vida.

Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, que ha latido silenciosamente por ti toda mi vida. Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta!.

Tu padre

Albert Einstein